Avalado por la fiscalía, y en reacción a los efectos de las protestas que aún se siguen viviendo en Colombia en contra de las políticas neoliberales, la policía colombiana destinó al menos 7 personas a allanar el medio de comunicación cultural Cartel Urbano

Dicen en la redacción: “Según comunicó la Policía a la hora del allanamiento, Cartel Urbano aparecía en una lista dada por un informante anónimo de la Universidad Pedagógica, quien señaló cinco puntos en los que se estarían guardando explosivos y material gráfico llamando a la protesta.”

La situación deja en evidencia la frágil en la que queda la libertad de expresión en los regímenes latinoamericanos cuando están en cuestión las políticas del gobierno. La libertad de expresión resulta así uno de los derechos más incómodos para los gobernantes cuando quieren acallar la deliberación y creatividad del pueblo.

“Aunque Cartel Urbano no ha llamado al paro hasta el momento y mucho menos a la realización de actos no pacíficos (vandálicos es un concepto que tiene que comenzar a revisarse en los medios nacionales), según lo confirmó la Fundación para la libertad de prensa – FLIP, no estamos impedidos como medio de comunicación a hacer un llamado a la movilización social y mucho menos a utilizar el video con el que se registró la diligencia, a pesar de las afirmaciones intimidatorias de la policía. “Si publica ese video, se le va hondo”, se le escucha decir a uno de los agentes”.

Acá está el video:

Back to Top
x
5
Entradas Remaining