A un año de la muerte de Camilo Catrillanca, por acción de agentes del Estado, las manifestaciones de Octubre y Noviembre en Chile lo han transformado en el símbolo de la represión. Se transformó en un ícono de resistencia frente a las injusticias.